ENSEÑAR VALORES MORALES.JW.ORG

Enseñar valores morales

Durante un viaje escolar, unos adolescentes fueron acusados de agredir sexualmente a un compañero. Todos estudiaban en un prestigioso colegio privado de Canadá. Después del incidente, Leonard Stern escribió en el periódico Ottawa Citizen: “La inteligencia, los estudios o la clase social no impiden que los jóvenes hagan cosas malas”.

En su artículo, Stern añadió: “Lo lógico sería que, para los padres, lo más importante fuera enseñar a sus hijos lo que está bien y lo que está mal. Pero, en realidad, parece que a muchos les preocupa más que sus hijos obtengan buenas calificaciones y consigan trabajos bien pagados”.

Es cierto que los estudios son importantes, pero la educación académica, por muy buena que sea, no puede ayudar a una persona a combatir sus malos deseos o sus malas inclinaciones. ¿Qué clase de educación puede darnos la guía moral que necesitamos?

UNA EDUCACIÓN QUE SÍ NOS DA GUÍA MORAL Y ESPIRITUAL

La Biblia es como un espejo. Cuando la leemos, podemos ver cuáles son nuestras debilidades y limitaciones (Santiago 1:23-25). Además, la Biblia nos ayuda a cambiar y a cultivar cualidades que fomentan la paz y la unidad, como la bondad, la amabilidad, la paciencia, el autodominio y el amor. De hecho, la Biblia dice que el amor “es un vínculo perfecto de unión” (Colosenses 3:14). ¿Qué hace que el amor sea tan especial? Fíjese en lo que dice la Biblia sobre esta cualidad.

  • “El amor es sufrido y bondadoso. El amor no es celoso, no se vanagloria, no se hincha [o no se llena de orgullo], no se porta indecentemente, no busca sus propios intereses, no se siente provocado. No lleva cuenta del daño. No se regocija por la injusticia, sino que se regocija con la verdad. Todas las cosas las soporta, […] todas las aguanta. El amor nunca falla” (1 Corintios 13:4-8).
  • “El amor no obra mal al prójimo” (Romanos 13:10).
  • “Ante todo, tengan amor intenso unos para con otros, porque el amor cubre una multitud de pecados” (1 Pedro 4:8).

¿Verdad que cuando estamos con nuestros seres queridos nos sentimos tranquilos y seguros? Eso es porque sabemos que desean lo mejor para nosotros y que nunca querrían hacernos daño.

Por amor, también estamos dispuestos a hacer sacrificios y a cambiar nuestros hábitos. Por  ejemplo, un señor al que llamaremos George tenía muchas ganas de estar con su nieto recién nacido. El problema era que George fumaba mucho, y su yerno no quería que fumara cerca del bebé. ¿Qué hizo George? Aunque llevaba cincuenta años fumando, dejó el tabaco para poder estar con su nieto. ¡Cuánto puede lograr el amor!, ¿verdad?

La Biblia nos ayuda a cultivar muchas cualidades, como la bondad, la amabilidad y, sobre todo, el amor

El amor es una cualidad que se aprende, y los padres son quienes mejor pueden enseñar a sus hijos a amar. Los alimentan, los protegen y los ayudan si se hacen daño o enferman. Los buenos padres hablan con sus hijos y los educan. También los corrigen y les enseñan a distinguir lo bueno de lo malo. Y les dan un ejemplo digno de imitar.

Tristemente, algunos padres no cumplen con su responsabilidad. Pero ¿significa eso que no hay esperanza para sus hijos? Claro que no. Incluso muchos adultos que se han criado en familias disfuncionales han hecho cambios asombrosos en su vida y se han convertido en personas cariñosas y responsables. Hasta quienes han sido considerados casos perdidos han logrado cambiar, como veremos en el siguiente artículo.

IDEA CLAVE

LA BIBLIA LOGRA LO QUE LA EDUCACIÓN ACADÉMICA NO PUEDE LOGRAR: DARNOS UNA GUÍA MORAL Y ESPIRITUAL CONFIABLE

NO TODOS CAMBIARÁN

La Biblia reconoce con franqueza que algunas personas malas sencillamente no querrán cambiar. En Daniel 12:10 dice que los malvados seguirán haciendo cosas malas. ¿Significa eso que nunca nos sentiremos seguros? Si nuestro futuro dependiera de otros seres humanos, no tendríamos esperanza, pero, como veremos, nuestro futuro puede ser maravilloso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s