HONRADOS EN LA FAMILIA.JW.ORG

HONRADOS EN LA FAMILIA

La honradez nos ayuda a evitar conductas que pudiéramos vernos tentados a ocultar

6. ¿Por qué deben los cónyuges ser sinceros el uno con el otro, y qué peligros deben evitar?

6 Además, la honradez debe distinguir a nuestra familia. Los cónyuges deben ser francos y sinceros el uno con el otro. No deben caer en vicios tan destructivos como el coqueteo, las relaciones clandestinas por Internet o la pornografía de cualquier tipo. Lamentablemente, algunos cristianos han obrado así a espaldas de su pareja. ¡Qué poca honestidad! Nunca caigamos en prácticas que nos lleven a ser hipócritas con nuestro cónyuge. Más bien, imitemos al rey David, quien dijo: “No me he sentado con hombres de falsedad; ni entro con los que esconden lo que son” (Salmo 26:4).

7, 8. ¿Con qué relatos bíblicos podemos enseñar a los hijos el valor de la honradez?

7 Los padres deben enseñar a sus hijos el valor de la honradez. Para ello, es conveniente que usen la Biblia. Por un lado, las Escrituras contienen ejemplos de lo que no debe hacerse. Tenemos el caso de Acán, que cometió un robo y trató de ocultarlo; o la historia de Guehazí, que mintió para lucrarse, y, por supuesto, el relato de Judas, quien no solo  hurtó dinero, sino que recurrió al engaño más vil para hacer daño a Jesús (Josué 6:17-19; 7:11-25; 2 Reyes 5:14-16, 20-27; Mateo 26:14, 15; Juan 12:6).

8 Pero también hay ejemplos positivos. Como el de Jacob, que al enterarse de que sus hijos habían encontrado dinero en sus costales, les ordenó devolverlo, creyendo que había ido a parar allí por equivocación. O el de Jefté y su hija, la cual cumplió el voto de su padre a pesar del gran sacrificio implicado. O el del propio Jesús, que al verse ante una multitud enfurecida, actuó con valentía y no escondió su identidad, demostrando que lo que más le interesaba era el cumplimiento de la profecía bíblica y la seguridad de sus amigos (Génesis 43:12; Jueces 11:30-40; Juan 18:3-11). Esta es tan solo una pequeña muestra del gran caudal de relatos bíblicos que podemos emplear para enseñar a los hijos a amar y valorar la honradez.

9. ¿Por qué es esencial dar a los hijos un buen ejemplo de honradez, y qué debe evitarse?

9 Ahora bien, esta labor educadora no se limita a las palabras. Es esencial predicar con el ejemplo. Por eso, el apóstol Pablo preguntó: “Tú, […] el que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú, el que predicas: ‘No hurtes’, ¿hurtas?” (Romanos 2:21). Hay padres que, aunque defienden la honradez de labios hacia afuera, de vez en cuando actúan deshonestamente, quizá soltando verdades a medias o quedándose con artículos que no les pertenecen. Luego se justifican diciendo: “No es más que una mentira piadosa que a nadie hace daño” o “Ellos ya saben que la gente se lleva estas cosas”. Pero así lo único que consiguen es confundir a sus hijos. El robo siempre es robo, sin importar el valor del objeto sustraído; y la mentira siempre es mentira, independientemente del tema del que se trate o de que la falsedad tenga poca  trascendencia (Lucas 16:10). * Además, los niños huelen la hipocresía desde lejos, y suele afectarles mucho (Efesios 6:4). En cambio, si sus padres se esfuerzan por dejarles un buen modelo a seguir, es muy probable que de adultos continúen glorificando a Jehová en este mundo corrupto (Proverbios 22:6).

BENEFICIOS DE SER HONRADOS

18. ¿Por qué es tan valiosa la fama de ser honrado?

18 Pocas cosas hay tan valiosas como la fama de ser decente y cumplidor (véase el recuadro “ ¿Soy realmente honrado?”). Y es algo que está al alcance de todos. No depende de factores que quizás escapen a nuestro control, como el talento, la riqueza, la apariencia o la posición social. Con todo, el buen nombre de que disfrutamos es un tesoro poco común (Miqueas 7:2). Así, aunque haya quienes se burlen de que seamos honrados, otros nos respetarán y nos darán su confianza. Tal vez hasta salgamos ganando económicamente. ¿Cómo es posible? En muchos casos, los testigos de Jehová conservan el empleo cuando se despide a trabajadores deshonestos, o son elegidos para cargos que requieren gente de probada fidelidad.

19. ¿Cómo se benefician nuestra conciencia y nuestra relación con Jehová cuando somos honrados?

19 Aunque los anteriores beneficios no están garantizados, hay otros mucho más importantes que sí lo están. El primero, la satisfacción de tener, como dijo Pablo, “una conciencia honrada”, o limpia (Hebreos 13:18). Y el segundo, el gozo de saber que nos estamos manteniendo en el amor de nuestro afectuoso Padre celestial, quien valora la honradez de sus siervos (Salmo 15:1, 2; Proverbios 22:1). Sin duda, no hay una recompensa mejor. Analicemos ahora un asunto relacionado: el punto de vista de Jehová sobre el trabajo.